LIMPIEZAS ENERGÉTICAS

La energía es algo vivo. Está en continuo movimiento y va cambiando de forma y densidad. Cuando estamos cerca de energías más densas, se pegan a nosotros o nos cargan. 
 

Limpiar nuestra energía es tan necesario como lavar nuestro cuerpo físico.


La energía fluye al cuerpo físico a través del aura, manteniéndolo vivo y activado. Esta energía es tan esencial para nuestra vida y bienestar como el alimento y el aire. Sin esta fuerza no podríamos sobrevivir. Así como el cuerpo físico está en estado de cambio constante, con sus células en un eterno ciclo de degeneración y regeneración, también nuestro cuerpo energético está en constante movimiento. Gira a nuestro alrededor, transfiriendo energía al cuerpo físico, sintiendo lo que está a nuestro alrededor y sirviendo de almacén de formas mentales y recuerdos.

PERSONAS

A veces entramos en un lugar y nos sentimos incómodos, directamente nos damos la vuelta y nos marchamos o evitamos ir a lugares que nos hacen sentir extraños, sin saber muy bien por qué. Esa percepción se hace a través de nuestro cuerpo energético y nos avisa de que hay algo que no nos conviene. Eso no significa que tenga que ser peligroso, simplemente altera nuestro estado energético normal, produciendo malestar de distintas formas.
 

Aunque son pocos los que lo pueden apreciar con los ojos, nuestros cuerpos energéticos acumulan residuos que se nos pegan y nos hacen sentir cansados, irritables o sensibles. Eliminar esos residuos nos aporta calma y serenidad.

Otro de los motivos por el que alguien puede sentir la necesidad de limpiarse es porque a veces podemos tener almas pegadas a nuestros cuerpos energéticos. Esto ocurre más frecuentemente con los médiums o personas con habilidades potenciales para serlo. Puede ocurrir que sintamos emociones que no parecen nuestras, tristeza, ira o miedo y en realidad estás percibiendo la energía de la otra alma. Sencillamente conectamos con esa alma y la guiamos a casa.

 

ESPACIOS

Pasar mucho tiempo en un espacio donde la energía esté densa o cargada, puede hacer que nuestra energía también se cargue, haciéndonos sentir cansados, de mal humor o con apatía.
 

Limpiar la energía de nuestro hogar o de nuestro lugar de trabajo, es una forma de conseguir estar más vitales, más relajados y descansar mejor porque liberamos energías estancadas y de conflicto, liberando antiguas tensiones emocionales para así favorecer el descanso y la convivencia. También mejorará la concentración, la productividad, la creatividad y en general, nos hará sentir más felices y armonizará la energía con nuestros proyectos.

 

 

​​​Estar limpio es estar libre de impedimentos, es abrirse a sentir la belleza y el amor de la vida.

​©2018 por Alma en Calma . Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now