SANACIONES

Imagina que somos como un armario de gran capacidad y a lo largo de nuestra vida vamos metiendo cosas dentro. Algunas de ellas de forma ordenada y consciente, pero la mayoría las vamos tirando dentro hasta que no sabemos ni tan sólo qué contiene el armario. Al final está tan lleno que las puertas se quieren abrir para dejar espacio, pero nosotros las cerramos a presión porque no nos apetece meternos ahora a ordenarlo.
Al final sólo hay una solución. Arremangarse y ordenar el armario. Podemos hacernos los suecos un tiempo, darle vueltas y cambiar el foco de atención, pero el armario sigue igual hasta que decidamos sacarnos la pereza y el miedo y meternos ahí a ver que "tesoros" hemos guardado dentro.


Nuestros chakras son los que guardan esas emociones que debemos aprender a liberar. Debemos tomar conciencia para aprender de esa energía que ha quedado atrapada en nosotros y dejarla marchar. Liberarnos y vaciarnos para tener más capacidad para amar.


Soltar
¿Por qué queremos  quedarnos aquello que nos hace daño?
Porque creemos que eso es nuestra identidad y tenemos miedo a perderla.
Sólo sin miedo a dejar de ser, se puede lograr soltar todo aquello que nos acompaña, que nos pesa, que nos lastra. Sólo disolviéndonos en el eterno mar se puede lograr la absoluta conexión. Sólo es necesario perder el miedo a dejar de ser, porque Ser, ya somos, pero no vemos y eso limita nuestra capacidad de actuación. Sólo desde el amor y la confianza más grandes lograremos limpiar todo aquello que queda, todo aquello que aún frena. 
Ama tu dolor porque te muestra el camino. Ama tus pensamientos porque te muestran dónde estás y confía en que con serenidad y amor lograrás todo lo que te propones. Ama, no de palabra. Ama de corazón. Con la piel, la sangre, el gesto y la sonrisa. Conviértete en amor y fluirás sin oposición en el eterno e inmenso mar.
Confía en ti. Observa.

Sentir
¿Qué es el sentir sino aquello que nos hace humanos? ¿Cómo podemos vivir esta experiencia sin sentir?
Debemos perder el miedo a sentir emociones que nos son desagradables, porque en ellas encontramos grandes trazas de sabiduría. Nos enseñan por qué fue causado inicialmente y cómo evitar que vuelva a ocurrir.
Sentir es la base del ser humano. Sentir es lo que nos deja sacar provecho de esta vida, nos da amor y nos hace crecer. Si no sintiéramos, no podríamos aprender. Sentir es esencial para el progreso. Nunca dejéis de sentir aquello que os acompaña, sea brillante u oscuro. Sentir nos hace humanos. Sentir nos muestra el camino. Es la forma que tenemos de estar conectados con otras formas, otros espacios. Siente, porque en tu sentir estará tu evolución y tu comprensión.

Dolor
¿Qué es el dolor? Sólo una proyección de la mente. El dolor sólo existe en este plano. Es la forma que tenemos de aferrarnos a aquello que nos da seguridad. Nos hace sentir seguros, pero infelices. El dolor es una forma de alertarnos de que hay algo a revisar, algo a explorar, algo a soltar, porque aferrarse a ello es lo que lo produce.
¿Por qué te está produciendo dolor? ¿Qué crea en ti que sea contrario a tu forma de ver? ¿Por qué nos aferramos al sufrimiento?
La vida es un lugar para aprender. El dolor también. Aprende de él, pero no lo lleves contigo mucho tiempo porque tiene tendencia a instalarse y es un inquilino difícil de despedir. Llena espacios de vacío con algo que parece tener más sentido que NADA. Vacíos que se crean por nuestro propio desamor, nuestra desconexión e incomprensión. Espacios que llenamos de dolor y miedo porque eso sí resulta comprensible. Reacciones a acciones que nos han herido. Reacciones que han quedado en eso: reacciones.
El dolor ocurre en nosotros, pero nosotros no somos el dolor.

 

No busques lo que te falta, sino lo que te sobra

Mostrar más

​©2018 por Alma en Calma . Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now
5